"El último samurai" la verdadera historia


Recuerdo haber visto hace varios años una auténtica atrocidad de película titulada "El último samurai" e interpretada por Tom Cruise. La verdad es que creerse que un oficial del Ejército de los Estados Unidos se convierte en un samurai de pura cepa en apenas unos pocos meses es bastante increíble.


Imagen

Bueno pues resulta que como todo en este mundo tiene una base histórica.

En primer lugar hay que tener en cuenta que la película está ambientada en el período de la restauración Meiji, a finales del siglo XIX, un periodo histórico muy convulso en la historia del Japón, ya que tras la visita de los barcos del comodoro Perry en 1854 el Japón, una cultura encerrada en sí misma, se abrió sin casi sin ningún tipo de reparos a la civilización occidental.

Os ahorraré el argumento de la película y vosotros podéis ahorraros el ver la misma aunque sobre gustos no hay nada escrito.

Zoom in (real dimensions: 1200 x 627)
Imagen

Paso a narrar la verdadera historia que sucedió en ese final de siglo XIX.

En primer lugar, el oficial occidental interpretado por Tom Cruise verdaderamente existió pero por supuesto no era norteamericano. Se trataba de un francés, Jules Brunet, el cual había sido enviado a Japón para entrenar a los soldados del nuevo ejército en el uso de la moderna artillería bastante antes de que se produjese la rebelión Satsuma y justamente antes de la Restauración Meiji.

Imagen

Se le ordenó a Brunet regresar a Francia pero sin embargo él prefirió permanecer en Japón y luchar en la guerra Boshin un conflicto que se saldó con la Victoria Meijí la restauración del poder imperial, curiosamente Brunet lucho en el bando perdedor defendiendo al Shogun y participó en la última de las batallas absolutamente épica en la cual resultó ileso...



Jules Brunet (2 enero 1838 - 12 agosto 1911) fue un oficial del ejército francés que jugó un importante papel durante la Guerra Boshin (1868–1869). El Gobierno francés de Napoleón III envió en 1867 a Japón una misión militar. Después de la derrota del Shogun tuvo un destacado papel en la autodenominada como República de Ezo. Tras su regreso a Franci alcanzó el grado de General y fue Jefe de Gabinete del Ministro de Guerra francés en 1898.


Imagen en la que aparecen los miembros de la misón militar francesa a Japón. La imagen es de 1866 y Brunet es el segundo de los oficiales sentados comenzando a contar desde el lado derecho.
Zoom in (real dimensions: 943 x 586)
Imagen

Su padre fue oficial veterinario y Jules se graduó en la École Polytechnique en 1859 y tras pasar por la academia de artillería se graduó como teniente en 1861. Participó en la expedición francesa a México entre 1862 y 1864, en octubre de ese año recibió la Legión de Honor. Desde 1862 formaba parte de la Artillería a caballo de la Guardia Imperial. (He de reconocer que el expediente de este tipo me ha sorprendido. Por cierto además de Camerone tenemos algún hilo en el foro sobre la intervención francesa en Méjico? Por cierto que hubo belgas si no recuerdo mal)



 a modo de aclaración. La Guerra Boshin fue el enfrentamiento, más bien guerra civil, que enfrentó al Shogun Tokugawa con la Corte imperial de los Meiji. Como no podía ser de otro modo en aquella época los británicos apoyaron a las tropas imperiales, mienras que los franceses tomaron partido por el Shogun (Por eso Brunet estuvo con su ejército)


Imagen
La campaña, plagada de combates como se observa en el mapa anterior terminó con la decisiva batalla de Hakodate (4 de diciembre de 1868 a 27 de junio de 1869) en la isla del mismo nombre al norte del archipiélago japonés donde se habían refugiado las últimas tropas del Shogun. En la autoproclamada república de Ezo.

Zoom in (real dimensions: 717 x 564)
Imagen
En la imagen, soldados de la república de Ezo y sus camaradas franceses.

Acompaño la explicación de algunas imágenes de los ejércitos enfrentados (lo lamento pero mi japones no me permite traducir las láminas)
Zoom in (real dimensions: 1151 x 1600)
Imagen
Zoom in (real dimensions: 850 x 998)
Imagen
Zoom in (real dimensions: 850 x 998)
Imagen

Tropas de elite del Shogun, incluidos lanceros:
Zoom in (real dimensions: 763 x 783)
Imagen
Zoom in (real dimensions: 850 x 998)
Imagen



Imagen

Imagen de Jules Brunet en 1890

Brunet y los otros consejeros franceses fueron puestos en busca y captura por el gobierno imperial. Sin embargo, consiguieron ser evacuados de Hokkaidō por un buque de guerra francés (la corbeta Coëtlogon, comandada por Dupetit-Thouars) y luego llevados a Saigón en la corbeta Dupleix. FInalmente Brunet regresó a Francia. 

El gobierno japonés pidió que Brunet fuera castigado por sus actividades en la Guerra Boshin. Pero sus acciones habían ganado el apoyo popular en Francia, y la solicitud fue denegada.

En cambio, fue suspendido durante seis meses y se reincorporó al ejército francés en febrero de 1870 con sólo una ligera pérdida de antigüedad. 

Durante la Guerra Franco-Prusiana de 1870-1871, fue hecho prisionero en el Cerco de Metz. 

Después de la guerra, desempeñó un papel clave como miembro del Ejército de Versalles en la represión de la Comuna de París en 1871. 

Fue nombrado oficial de la Legión de Honor en septiembre de 1871 y enviado como ayudante de campo al Ministro de Guerra.



El ya general Brunet con el Estado Mayor francés_
Zoom in (real dimensions: 674 x 496)
Imagen

Finalicemos.....

En la década de los 80 Brunet no solamente fue perdonado por la autoridades imperial, sino que le fueron entregadas varias medallas (1881 y 1885) y le fue concedida la "Orden del Sol naciente". Curiosamente entre 1880 y 1885 el ministro de marina nipón fue el almirante Enomoto, un ex-oficial Tokugawa.

Zoom in (real dimensions: 800 x 987)
Imagen

En la década de 1890 Brunet siguió con sus ascensos hasta llegar a general de división y jefe del Estado Mayor francés. Fallecería en 1911.

Como se puede ver la historia queda un poco alejada de tan "execrable" película.

FIN.

Fuentes:Fuentes:



Primera Guerra Mundial: Capitán de artillería Harry S. Truman

Imagen

El presidente de los USA durante el final de la Segunda Guerra mundial Harry S. Truman luchó como oficial de artillería durante la Gran Guerra. 

Se alistó como soldado voluntario en la Guardia Nacional de Missouri y dejó el servicio militar 37 años después como Coronel en el Cuerpo de la Reserva de Oficiales del Ejército de los Estados Unidos. Realizó servicio activo durante la Primera Guerra Mundial, donde el entonces capitán Truman sobresalió como jefe de una batería de artillería de campaña.

Después de que Estados Unidos entrara en la Primera Guerra Mundial en abril de 1917, Harry Truman se re-alistó en la Guardia Nacional de Missouri. Su decisión no fue sencilla. A los 33 años era mayor que la mayoría de los soldados, y como agricultor no estaba obligado a servir. Su hermana y su madre tendrían que encargarse de la granja sin él, y dejar su negocio de petróleo significaba sacrificar una buena posición económica. Sin embargo, Truman se sintió obligado a unirse a sus amigos y servir a su país en tiempo de guerra. En cuestión de semanas, la unidad de artillería de Truman fue movilizada para el servicio federal, y después de ocho meses de entrenamiento en Oklahoma, fue enviado a Francia junto a la 35ª División.

En julio de 1918, los oficiales y los hombres de la 129ª artillería de campaña se trasladaron a Camp Coetquidan en Bretaña para el entrenamiento avanzado en el uso del artillería de campaña de 75m m bajo condiciones simuladas del combate. Fue aquí donde el capitán Truman tomó el mando de la batería D. 

Imagen

A principios de septiembre de 1918, la 129ª Artillería de Campaña emprendió una de las marchas más largas y brutales de la guerra, desde los Vosgos hasta el bosque Argonne. Los hombres guiaron sus caballos y su equipo por más de cien millas de carreteras repletas y enfangadas hasta el nuevo sector americano. Esta marcha y los cinco días de intensos combates que siguieron fueron la última prueba para la batería D. En las últimas semanas de la guerra, la 129ª artillería de campaña entró en acción por última vez en los viejos campos de batalla de Verdún. Dispararon sus últimos disparos quince minutos antes de que entrara en vigor el armisticio. La batería D había disparado más de 10.000 proyectiles durante la guerra.

Imagen

Fuente:

Mahiwa 1917. Von Lettow masacra a los británicos.


Imagen

A mediados de octubre de 1917 los aliados llegaron a Mahiwa. La localidad estaba flanqueada por el cauce de un río seco, al norte, y altas montañas al sur, entre ambos accidentes geográficos se abría una despejada planicie fácilmente defendible. 

Von Lettow era consciente de que solamente sus tácticas de guerrillas no eran suficientes y necesitaba a toda costa disminuir la presión aliada sobre sus tropas, así que ordenó a Wahle defender Mahiwa y disponerse para el combate.

El 17 de octubre de 1917 una fuerza aliada al mando del Brigadier Baves, compuesta por más de 6.000 soldados inició un ataque frontal contra las trincheras defendidas por 1.500 askaris del general Wahle, los cuales contaban con el apoyo de varias ametralladoras pesadas y los cañones del Köenisberg, servidos por la tripulación del barco. 

Zoom in (real dimensions: 800 x 511)
Imagen

Durante todo el día las tropas aliada se lanzaron en sucesivas oleadas sobre las defensas germanas, llegándose a combatir cuerpo a cuerpo, dejando el campo cubierto de cadáveres. 

Por su parte von Lettow se puso en movimiento en cuanto supo del inicio del asalto y 1.000 de sus askaris fueron capaces, a marchas forzadas, de cubrir las más de 50 millas que les separaban en apenas un día. Su contra ataque se centró en las líneas de suministros de la artillería aliada y las posiciones de retaguardia, si bien no consiguieron el colapso de las tropas de Baves. 

Finalmente, el 18 de octubre el general inglés ordenó la retirada, se había consumado la peor derrota británica en toda la Primera Guerra mundial en África. 

Baves perdió del orden de 2.700, de los 4.900 hombres que habían participado en el ataque, mientras que von Lettow tuvo unas bajas de 500 de los casi 2.500 participantes.


Pero para los alemanes la victoria había tenido un elevado costo, no solamente por las bajas, tropas que serían del todo irreemplazables, sino además en munición, ya que prácticamente se habían agotado las existencias de cartuchos tras cuatro días de combate. La realidad es que tras la batalla la capacidad de von Lettow de lanzar nuevas ofensivas quedaba prácticamente neutralizada. Así que el 6 de noviembre de 1917 reunió a sus oficiales para tratar la situación.


Imagen
Fotografía con los oficiales supervivientes de la campaña de von Lettow (1918)



Les quedaban 4.000 askaris y un número parecido de porteadores, 400.000 cartuchos, solamente la mitad de lo gastado en la última batalla, comida para seis semanas y quinina para no más de un mes. 


Frente a ellos un enemigo que podría seguir recibiendo tropas de refresco, suministros mientras fuese necesario y que poco a poco iba comprendiendo la forma de combate en África. El objetivo seguía siendo el mismo mantener a la Schutztruppe en condiciones de combate y distraer recursos enemigos el mayor tiempo posible.

Así que si hasta la fecha sus taticas no habían sido muy convencionales ahora se decidió recurrir a otras todavía menos ortodoxas, por lo que en vez de seguir defendiendo su propio territorio decidió invadir la colonia portuguesa de Mozambique. 

El 25 de noviembre de 1917, dejando tras de sí a heridos y enfermos, los restantes 300 alemanes, 1.700 askaris y 3.000 porteadores de la Schuztruppe cruzaban el río Rovuma y se internaban en el África Oriental portuguesa.

Zoom in (real dimensions: 780 x 521)
Imagen

Ametralladora portuguesa frente al río Rovuma

La batalla de Cantigny (1918)



Imagen
Imagen: "Cantigny, Where the Americans Won Their First Laurels." Ladies' Home Journal, 1918.

La batalla de Cantigny tuvo lugar entre el 28y 31 de mayo de 1918 y significó la primera victoria de las tropas americanas en el frente Occidental.

El ataque fue realizado por la Primera División de Infantería de la Fuerza Expedicionaria Americana (AEF), el objetivo del ataque era capturar un terreno elevado sobre el que se asentaba el pueblo y reducir un pequeño saliente del ejército alemán en las líneas de frente, de esa forma se demostraría a sus aliados británicos y franceses las capacidades de la todavía inexperta AEF.

Tras una barrera de artillería preparatoria de una hora de duración las tropas estadounidenses abandonaron sus trincheras y avanzaron acompañadas de fuego de artillería. Los franceses fueron los encargados de dar el apoyo artillero y logístico a la 1ª División, incluyendo reconocimiento aéreo, tanques, artillería pesada, morteros de trinchera y lanzallamas. 

El ataque fur todo un éxito y el pueblo fue asegurado en sólo 30 minutos, capturando los americanos 250 prisioneros alemanes . Una serie de bombardeos de artillería y contraataques durante los dos días siguientes fueron finalmente rechazados por la AEF. 

Las fuerzas estadounidenses acabaron la batalla de Cantigny con 1.603 bajas, incluyendo más de 300 muertos en acción. 

Más importante aún, el éxito de la AEF en Cantigny aseguró al Comandante en Jefe de los Aliados, Généralissime Ferdinand Foch y otros altos oficiales, que las fuerzas estadounidenses recién llegadas debían actuar como una unidad de lucha unificada e independiente en la que se podría confiar plenamente.


Zoom in (real dimensions: 663 x 960)
Imagen
Media tarde del 27 de mayo de 1918, ejemplar de la orden del general Robert Bullard que había sido enviada por mensajeros a todos los puestos de mando en el sector de la 1ª División anunciando el J-day* para el primer ataque americano de la Primera Guerra Mundial sería al día siguiente, 28, y la hora-H sería 6:45 am (* el uso americano de "D-Day" para marcar el principio de una operación no comenzó hasta agosto de 1918) [Archivos 
Nacionales].

Desde lo alto de una colina en Coullemelle, a unas 3 millas de distancia, cuatro miembros del 5° Regimiento de Artillería de Campaña comprueban la efectividad del fuego de la artillería francesa sobre la localidad de Catigny. 05 30 horas del día 28 de mayo de 1918. Fuente Archivos Nacionales


Imagen

De las 5:45 am a las 6:45 am, 386 piezas de artillería - que van desde los 75mm y 155mm de la artillería de la 1ª División hasta 240mm y 280mm añadidos por la artillería del Cuerpo Francés, bombardearon la milla cuadrada que ocupaba el pueblo antes de la infantería asaltara la encima.


Un oficial de la artillería con el 5º regimiento de artillería de campaña de la 1ª división. Observa el bombardeo de las posiciones alemanas en Cantigny a través de sus prismáticos alrededor de las 6:00 a.m. 28 de mayo de 1918, cuarenta y cinco minutos antes de hora cero. [Foto: Museo de la Primera División]

Zoom in (real dimensions: 960 x 757)
Imagen


A las 6:45 después de más de una hora larga de intenso bombardeo por parte de cerca de 400 piezas de artillería norteamericana y francesas, 64 piezas de artillería de 75 mm comenzaron a disparar creando una barrera de cobertura de fuego y humo. La barrera que comenzó a pie de las trincheras norteamericanas avanzaba 100 metros cada 2 minutos. Detrás de ella avanzaba la infantería norteamericana de la Primera División. Cada pieza realizó 12 disparos por minuto, es decir, 1 cada 5 minutos por un periodo aproximado de 40. En la imagen se puede ver al teniente Warren Ramson de la batería D del 6º Regimiento de Artillería norteamericano comprobando la posición de una de las piezas.

Zoom in (real dimensions: 960 x 621)
Imagen


El 28 de mayo de 1918, a las 6:45 de la madrugada, los oficiales hicieron sonar sus silbatos y 1.000 soldados de infantería de la 1ª División de Estados Unidos treparon por sus trinchera y se lanzaron al asalto para retomar la aldea de Cantigny defendida por el 18º ejército alemán. La segunda y la tercera oleadas, apoyadas por 10 tanques y una docena de lanzallamas, avanzaron protegidos por una efectiva barrera de artillería, que avanzaba 100 metros cada 2 minutos hasta que el objetivo fue objeto de in intenso fuego durante cuarenta minutos. [Fotografía: Museo de la Primera División]

Zoom in (real dimensions: 960 x 781)
Imagen



Imagen

Aquí está una rara imagen del 2º Batallón del 28º Regimiento de Infantería de la 1ª División cruzando la tierra de nadie con el apoyo de tanques franceses CA-1. Corresponde a la segunda ola del ataque a Cantigny alrededor de las 6:55 de la mañana del 28 de mayo de 1918. [Fuente: Archivos Nacionales]


Los muchachos del 2º batallón, del 28º regimiento de infantería, de la 1ª división avanzan junto a los tanques franceses Schneider CA-1. 10 de ellos apoyaron el ataque en su segunda ola del ataque aCantigny, la imagen es aproximadamente eran las 6:55 mañana, el 28 de mayo, 1918 En el horizonte se nota el humo de la barrera de artillería que precedía a la infantería.

Zoom in (real dimensions: 960 x 677)
Imagen



Imagen


En esta tercera oleada del ataque a Cantigny, alrededor de las 7:00 am del 28 de mayo de 1918, llevan torpedos Bangalore, alambre de espinos y ¿Piquetas? [Fuente: Museo de la Primera División]



Imagen

Dos equipos de ametralladoras Hotchkiss, parte del primer Batallón de ametralladoras, de la1ª División, hicieron fuego de cobertura sobre las cabezas de la infantería que avanzaba hacia Cantigny en la mañana del 28 de mayo de 1918. [Fuente: Archivos Nacionales]


Una fotografía soberbia tomada por un observador aéreo francés en la que se puede ver a soldados alemanes que se retiran (parte inferior) mientras que la barrera de la artillería de la 1ª división alcanza su trinchera al sur de Cantigny, eran aproximadamente 7 a.m., el 28 de mayo, 1918.




[Fuente: Museo de la Primera División, adquirido del Museo del Ejército del Hotel Nacional de los Inválidos, París]


En esta imagen se pude ver un equipo de lanzallamas franceses en labores de limpieza del pueblo de Catigny pues de que las tropas norteamericanas tomarán la posición.



Monumento a los muchachos de la Primera División:

Zoom in (real dimensions: 600 x 800)
Imagen


Imagen

Mapa con el desarrollo del ataque y explicación de la batalla:




Imagen

Monumento conmemorativo, sufragado por los USA.